Yes, we can…We can´t do it!

Resultado de imagen de Yes, we can

Esta mañana , durante nuestra desayuno de los martes en el Iruña, Mikel y Patxi se han enzarzado  a fondo a propósito de las elecciones norteamericanas. Mikel  es un firme defensor de Hillary Clinton, mientras que a Patxi,  decidir entre demócratas y republicanos, le parece, según ha dicho, como «optar entre la tuberculosis y la gonorrea».

Esta última frase ha desatado la ira de Mikel y ha reverdecido una eterna disputa que luego se ha prolongado en el contexto europeo, español, vasco y hasta municipal. Marta ha llegado cuando todos los argumentos se habían agotado y mis dos amigos terminaban sus tostadas con tomate sin mirarse y entre leves gruñidos.

«I saw the best minds of my generation destroyed by madness, starving ,hysterical, naked…» ha comenzado a recitar Marta que es de la margen izquierda y profesora de filosofía y partidaria de la poesía concreta. Mikel y Patxi se han mirado y han sonreído. Ninguno ha podido resistirse a la voz de Allen Ginsberg que forma parte del disco duro de sus recuerdos.

«Siempre serás un anarco, Patxi» » Y tú, un socialdemócrata de medio pelo. La Clinton lo único que tiene de diferente es que es una mujer como Obama que es un negro. Por lo demás ambos son, como Trump a otro nivel, representantes de la casta. A Hillary no le pareció mal la invasión de  Irak ni la burbuja inmobiliaria…». «¡Anarquista! ¡Anarquista!» ha dicho Mikel apuntándole con el dedo índice. «Sí, anarquista. Yo no tengo confianza en ningún Estado…» «Anarquista y de derechas…»

Marta me ha mirado de reojo. » No sé si estos, con la edad que tienen deberían tomar tanto café» me ha dicho por lo bajini. Y yo he asentido. Pero claro, si ya tomamos cerveza sin alcohol,  leche desnatada, alubias sin  sacramentos , y chocolate con stevia…¿Cómo vamos a poder gritar lo del «Yes, we can»? A lo peor tendríamos que susurrar un «We can´t do it!»…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.