Yo también podría hablar del 23-F

23 de febrero

Sí, yo también podría hablar del 23-F. De cómo nos enteramos mientras estábamos en una reunión. De cómo salimos escopeteados tras poner una «cita de seguridad»  en veinticuatro horas » en el sitio y a la hora de siempre». De cómo estaban todas las luces encendidas en el Círculo Carlista y de cómo en  Casa Baleztena ondeaba una gran bandera española. De los montones de papeles que rompimos y quemamos. De cómo nos refugiamos en un piso no fichado- no convenía estar en el domicilio.  De cómo, mientras preparábamos unas tortillas para  los allí reunidos, hacíamos cábalas sobre lo que iba a pasar siguiendo de refilón la programación de la tele. De cómo suspiramos cuando apareció el Rey Juan Carlos con uniforme de Capitán General y el Toisón de Oro…De cómo fuimos poco a poco volviendo a casa mientras los guardias civiles salían poco a poco del Congreso. De cómo  en el Círculo Carlista no parecía haber nadie y no había ninguna bandera en Casa Baleztena. De  cómo la noche siguiente nos fuimos de copas y nos enteramos de  que en algunos pueblos » se habían hecho listas como en el 36″ o que algunos compañeros- como Paco, aunque siempre lo ha negado- huyeron en gasolino por la Bahía de Txingudi…

Pero, con todo eso,  y aun con los sucesos del 78  – y la muerte de Germán Rodríguez – no muy lejanos, esta fecha  no deja de estar  tapada por sí misma en el 2000 por la muerte a manos de ETA del socialista Fernando Buesa y su escolta…

En fin  yo también podría hablar del 23-F y de otros tanto episodios de aquellos años de plomo. Pero me limito a recordar que cuando al recalcitrante director de cine británico  Ken Loach le pidieron que participara en un documental sobre el 11-S, realizó un corto sobre  el golpe de estado  de Pinochet financiado, al parecer, por la CIA…Un golpe de estado que inició en Chile uno de los periodos más cruentos y salvajes de la  historia de Latinoamérica y que comenzó el  11 de noviembre de 1973, veintiocho años antes , exactos, del atentado de las Torres Gemelas…

Y tú, querido lector, querida lectora, ¿qué podrias contar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.