LO SAGRADO ( hoy)

Me dirijo a la localidad soriana de Berlanga del Duero donde el Centro Internacional de la Cultura Escolar (CEINCE) ha organizado un seminario sobre «Los espacios, lo sagrado y la transmisión».

Acudo encantado porque me apetece mucho conocer este centro, dirigido por el profesor Agustín Escolano, y también porque supone la oportunidad de un encuentro con colegas de larga duración , como J. A. Roche o Josetxo Beriain.

El tema – en el sentido etimológico de «insistencia»- de lo sagrado es una constante antropológica , pues todo viene a indicar que el ser humano es «profundamente significamentoso (obsesionado por representaciones, significaciones y claves profundas y herméticas como únicas razones determinantes de su conducta  y bienestar) y por ello mismo incapaz de experimentar  fenómenos sin asignarles un Sentido y un sublime alcance metafísico”, como afirmaban los hermanos Castro Nogueira en un libro inaugural y provocador, titulado Quién teme a la naturaleza humana? 

Pero para quienes hacen las cuentas filosoficas, históricas o sociológicas demasiado rápidas, este fenómeno de lo sagrado, tan vinculado operativamente a lo religioso,ya fue matizado por Émile Durkheim a principios del siglo pasado, indicando que las religiones tradicionales se desdoblarían funcionalmente en religiones civiles, en su momento el nacionalismo y el socialismo, al que quizás habría que añadir desde hace un tiempo también…el deporte…

Aun así estas transformaciones no cesan y acaso el último desdoblamiento haya sido el materializado a través de la revolución electrónica que tanto se ha potenciado durante la pandemia del COVID-19 por medio de la proliferación de terminales smart, así como por el asentamiento de softwares tipo Zoom, Facebook, Twitter, Whatsapp ,Tik-Tok y otros similares.

Y por ello, mi intervención en este seminario lleva por título «Internet: ¿ un espacio-tiempo sagrado?», esperando que se comprenda al cabo esta aparentemente insólita combinación que puede ser un nuevo ámbito de lo sagrado, hoy en día…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.